Carta de Francisco Goldman
Residencias
El Premio "Aura Estrada" se entregará a una escritora de 35 años o menor, que viva en México o en Estados Unidos, y escriba narrativa en español. El premio tendrá una periodicidad bianual. La ganadora recibirá un estipendio de un monto aproximado a los $10,000 dólares estadounidenses, dependiendo de la cantidad que se recabe entre los patrocinadores del galardón. Además, la premiada se hará acreedora a tres residencias en las siguientes colonias de escritores: Ucross, en Wyoming; Ledig House, en Nueva York, y Santa Maddalena en la Toscana, Italia. Cada una de estas tres residencias tendrá una duración de hasta dos meses.

Finalmente, la revista Granta en español publicará una colaboración de la ganadora. Durante la ceremonia en que se anunciará a la ganadora de este premio, se presentará además el libro Mis días en Shanghai, de Aura Estrada, publicado por Editorial Almadía.

El premio fue establecido en memoria de la escritora mexicana, nacida en 1977 y fallecida en 2007. Aura Estrada estudió la licenciatura en letras inglesas en la UNAM. Se graduó en el año 2000 y recibió la maestría en literatura comparada en el 2003. Su tesis de maestría Borges, inglés (sobre la influencia de William Hazlitt, Charles Lamb y Robert Louis Stevenson en el autor argentino) fue publicada por la editorial Scripta, así como su siguiente ensayo: Borges, prologuista.

La joven estudió posteriormente en la Universidad de Texas en Austin y en la Brown University. En el otoño del 2003 se matriculó en el programa de doctorado el Departamento de Español y Portugués con una beca de la fundación Fulbright. Aura soñaba con ser escritora. En el otoño de 2006, a pesar de la pesada carga académica del programa de doctorado, se matriculó en la maestría en creación literaria de Hunter College y comenzó a escribir en inglés. Mientras estudiaba en Columbia también publicaba ensayos, reseñas, y cuentos cortos en revistas mexicanas y latinoamericanas. Editorial Almadía reunió esos textos en el volumen que se presentará durante la XXIX Feria Internacional del Libro de Oaxaca 2009.

Susana Iglesias

Primera ganadora del Premio Aura Estrada

El primer ganador del Premio Aura Estrada fue dado a conocer el 13 de noviembre de 2009, en la inauguración de la 29 Feria del Libro de Oaxaca. Su nombre es Susana Iglesias y ganó por la obra de ficción Barracuda, la cual fue elogiada por Margo Glantz por “la enorme fuerza y carisma de una escritora arriesgada cuya pasión se enciende como piromanía”. Susana es una mujer radiante y efusiva, residente del Centro de la Ciudad de México de toda la vida –en el barrio Emiliano Zapata en el Centro Histórico– cuyo encanto e ingenio nos sedujeron rápidamente cuando cantó como Ella Fitzgerald en la conferencia de prensa del Premio, compartió con nosotros su entusiasmo por Elvis y bandas de rockabilly desconocidas, así como por autos antiguos y veloces, y describió elocuentemente su escritura como un arte impulsado por la memoria al que compara con seguir a un sabueso. Susana estudió literatura en la Universidad Nacional Autónoma de México, de la cual se graduó recientemente, y ha trabajado como bartender, estilista de perros, activista a favor de los perros de la calle… Lo mejor será que lea su propia declaración biográfica, incluida más adelante en esta nota.
El jurado, conformado por cinco mujeres, estuvo a cargo de Margo Glantz, una de las eminencias de la literatura contemporánea en lengua española. Glantz fue invitada a formar parte del jurado por Cristina Rivera Garza, una de las escritoras líderes de su generación, dos veces ganadora del Premio Sor Juana, y también por tres brillantes contemporáneas y amigas de Aura: Mónica de la Torre, quien ha publicado diversos libros de poesía tanto en español como en inglés y es editora de la revista Bomb; Gabriela Jáuregui, cuya primera colección de poesía, Controlled Decay, fue publicada recientemente por Akashic Books, y es miembro del colectivo sur+publishing en México; y Vivian Abenshushan, autora de dos obras de ficción y ensayos y cofundadora de la innovadora editorial independiente La Tumbona. El jurado leyó cerca de setenta propuestas. El último día, en discusiones que comenzaron a las nueve de la mañana y terminaron justo antes de la media noche, seleccionaron a Susana por encima de Verónica Gerber.
Asimismo, en la noche de inauguración de la Feria del Libro de Oaxaca, el libro de escritos selectos de Aura Estrada, Mis días en Shanghai, publicado por Editorial Almadía, fue presentado públicamente en un evento en el cual los miembros del jurado, el novelista Álvaro Enrigue y el editor del libro, el joven poeta, crítico y narrador Luis Jorge Boone, hablaron sobre la escritura de Aura. 
Esa noche en Oaxaca, Mónica de la Torre recordó que el entierro de Aura fue la primera vez que mencionó la posibilidad de crear un premio en su memoria y de publicar un libro con sus escritos. (Aura era tímida y celosa de su trabajo; sólo pocos sabían lo especial que éste era.)
“En los meses siguientes a su entierro, nosotros y otros amigos cercanos de Aura como Gaby, Fabiola Rebora, Vanessa Manko, Natalia Pérez, Juanca López y Rebecca Brian, a veces discutíamos sobre cuál de las dos era la mejor forma de honrar a Aura –en nombre de Aura, ayudar a otra joven escritora a avanzar en su carrera, o al menos realizar simbólicamente el sueño de Aura al compartir con el mundo su talento asombroso, malicioso, brillante y sensible en la forma de un libro publicado– como si sólo una de las dos opciones fuera posible. Esa noche de viernes de noviembre en Oaxaca, tuvimos que reconocer nuestro asombro y orgullo por lo que habíamos logrado, al haber alcanzado ambas metas en una misma noche”, comentó Francisco Goldman.
La comitiva del Premio Aura Estrada quisiera agradecer a todos quienes contribuyeron generosamente a este premio, por su rol para hacer posible esa noche en Oaxaca, especialmente por la alegría en el rostro y las palabras de Susana, y también en los nuestros, ya que nos damos cuenta de que este primer premio –como sabueso– no podría haber encontrado un mejor ganador.

           
Declaración biográfica de Susana Iglesias:

Trabajo de día: bartender y estilista de perros. Pasatiempo: escribir. Intereses: perros, mezcla de cocteles, fotografía, autos antiguos, alta velocidad, rock and roll, literatura. Nació en el Centro Histórico de la Ciudad de México y fue expulsada de una serie interminable de escuelas por mala conducta; dejó la universidad horrorizada para poder seguir escribiendo, pero regresó una década después para cerrar el ciclo. Nunca ha participado en ningún tipo de taller de escritura creativa; para ella, la literatura es un quehacer solitario.
Fue finalista en un concurso de cuento en 2004, patrocinado por una famosa editorial española, pero ello no la motivó. En cambio, esta experiencia la sacó de balance por un largo periodo durante el cual olvidó una novela completa en un taxi después de una noche salvaje en la Plaza Garibaldi. El sobre, que contenía el CD con el archivo de respaldo de la novela y la única impresión existente, nunca fue recuperado. Susana lo tomó como signo de que las malas épocas habían terminado en un instante. (La novela seguramente contenía algunas malas épocas).
Para bien o para mal, ella entiende la literatura como algo parecido a ser bartender, carpintero o barrendero. “La literatura es un oficio duro que no te eleva por encima de nada ni de nadie. Al contrario, es un trabajo en el que constantemente el escritor está recibe golpes al hígado o al corazón.
Ha dedicado la mayor parte de su vida a escribir, lo cual quizá a veces hace bastante mal, pero al menos ha sido tenaz. Actualmente sirve tragos para sobrevivir, destila vodka con sus propios métodos rudimentarios, adopta a perros callejeros y los peina y arregla.
Por el momento está trabajando en su sexta novela que trata sobre algo que no existe: el futuro. Su séptima novela está en proceso.

Enviar los manuscritos en México a:

Almadía/Premio Aura Estrada Nicolás del Puerto 101,

Col. Centro Oaxaca, de Juárez, Oax. C.P. 68000

Descarga Convocatoria Premio Aura Estrada 2011